Genial Banquero

Por Alexis Js. Acosta Genao

En el Wall Street Journal había salido publicado una historia que era muy similar a lo que estaba ocurriendo en la República Dominicana con los bancos (y financieras) pequeños del sistema.

Ese artículo aleccionador relataba lo siguiente: Cito la crónica: “. (The Wall Street Journal, May 3, 1985 p.3. Andy Pasztor,  Bruce Ingersoll, and Daniel Hertzberg, “Hutton Unit Pleads Guilty in Fraud Case”).

“Desde Julio 1980 hasta Febrero de 1982, E. F. Hutton creó un billón de dólares extra mediante la manipulación $10 billones de dólares  a través de sus cuentas de bancos. Una técnica consistía en sobregirar sus cuentas en bancos pequeños y depositar los mismos en un gigantesco banco de New York.

Otro abuso consistía en un agresivo uso del llamado “float” usando sus cuentas en los bancos pequeños. El “float” es dinero extra en el banco grande, y representa fondos girados por cheques depositados en el banco grande que eran deducidos de inmediato por la Reserva Federal de las cuentas de los bancos pequeños, y acreditados en las transacciones de la Cámara de Compensación como es la norma.

Hutton intencionalmente abrió esas cuentas corrientes en esos bancos pequeños en combinación con los ejecutivos del banco grande, aprovechando la circunstancia que la capacidad de reacción de los bancos pequeños es mas lenta.

Hutton, según se reporta, le gustaba hacer negocios en bancos pequeños de una localidad llamada Watertown, New York, en la parte este de la costa del Lago Ontario, donde fuertes tormentas de invierno dilataban o paraban todas las comunicaciones.

Tomar ventaja del uso del “float”, es una buena práctica de negocios, y no es ilegal. Sin embargo, Hutton abusó de esa práctica ocasionando la quiebra de varios bancos. En Mayo de 1985, Hutton se declaró culpable y aceptó pagar miles de millones de dólares en multas y restituciones” (Fin de la Cita.)

Pero el caso de E F Hutton, era un poco mas complejo. Involucraba a mas de 300 bancos pequeños -y un float diario de dinero sin respaldo que excedia los $250 millones, creación ficticia de dinero a cero interés- muchos de ellos en zonas rurales, y duró varios años en una práctica ilegal, que en Inglés, en el argot bancario, se conoce como “chaining”, o sea, como explico antes, como pasó aquí, “la cadena”, aunque en una modalidad diferente.

Esos puentes le permitían a E F Hutton crear dinero y girar por millones de dólares contra los bancos pequeños, quienes confiando en él le pagaban fondos por caja y por la Cámara de Compensación, hasta que un banco pequeño en una comunidad rural de New York, el Genesee County Bank, de Batavia,  se dio cuenta de lo que pasaba, rehusando pagar los fondos, rompiéndose la cadena, lo que trajo el cierre de numerosos bancos que habían avanzado valores millonarios contra esos fondos en tránsito, y que quedaron “abajo”.

Es importante notar para las nuevas generaciones de banqueros, que los oficiales del Genesee observaron el siguiente detalle: la oficina de Hutton apenas tenia un staff de cuatro (4) personas, por lo que la enorme masa de dinero depositado todos los días, excedían la posibilidad de generar esos depósitos que tenía el comercio de toda Batavia completa. Algo estaba mal.

Como la gran mayoría de esos depósitos estaban girados contra dos bancos en Pensilvannia, fue fácil indagar si los mismos tenían fondos.
Pudieron así, determinar que los cheques depositados, en su gran mayoría, no tenían fondos, por lo que los cheques girados contra ellos fueron devueltos.

Hutton fue procesado y acusado con cerca de dos mil cargos; curiosamente, sólo tuvo que pagar una multa, y hace poco su firma está siendo resucitada en los Estados Unidos mediante una interesante campaña publicitaria que pregona que “Cuando E F Hutton Habla, hay que escucharlo”.