Kiting (El Puente)

Por Alexis Js. Acosta Genao

Los Puentes se conocen en el argot bancario de los Estados Unidos como “kiting” (chichigua).

Es una práctica ilegal, y una especie de fraude, ya que en realidad los pagos contra cheques en tránsito son una forma de crédito a cero interés y no documentados.

Era muy importante en el entrenamiento bancario en los Estados Unidos estudiar las diferentes formas de préstamos a través del kiting. Las tres formas mas comunes eran la Circular, Al Detalle y la Corporativa.

El Kiting Circular contemplaba la utilización de dos bancos en donde se originaba el float. Así, el cliente abria dos cuentas personales, o corporativas,  y depositaba cheques sin fondos en ambas instituciones.

Normalmente estos clientes se ganaban la confianza de los oficiales de plataforma de ambas instituciones, quienes no le devolvían los cheques, y le pagaban, por caja y por la Cámara de Compensación, parte de los cheques girados. Este modelo es el mas simple y el que mas abundaba en el mercado, y era el mas común también en nuestro pais. Fue, junto al Puente Corporativo, el mas letal para los ocho bancos pequeños que cerraron en la década de los ochenta y noventa debido a que muchos comerciantes fueron inducidos a esta modalidad de Puente, muchos de los cuales desconcocían que eran utilizados en forma incorrecta y fuera de toda norma comercial decente y honorable.

El Kiting Al Detalle es un poco mas complejo, pero era muy usado en los Estados Unidos. El cliente pagaba, con cheques sin fondos, artículos comprados en instituciones detallistas quienes le avanzaban dinero como una cortesía y para incentivar las compras en el establecimiento; luego iba a otra empresa quien verificaba que el cliente “tenia” dinero depositado en el banco, y le hacia efectivo la totalidad o parte del cheque, valor que era a su vez depositado en el primer banco para cubrir el avance de cash de la entidad detallista, formando lo que se llama una Pirámide (Ponzi).

Era un esquema utilizado en zonas rurales pues la localización favorecia al que hacia el kiting, el Kiter, al tomar mas tiempo las liquidaciones en la Cámara de Compensación.

(En la actualidad, en los Estados Unidos, los bancos acreditan a muchos de sus clientes parte de los fondos depositados en forma inmediata; esos clientes pueden ir a un supermercado, o a un cajero automático, por ejemplo, y recibir fondos contra parte de esos fondos, y depositar estos en otra institución antes que el “clearing” tenga lugar)

El tercer esquema, el Corporativo, envuelve el uso de millones de pesos, pués normalmente las empresas obtiene facilidades en pagar sus compromisos girando contra fondos en tránsito.

El Kiting Corporativo se utilizó, y abusó, mucho en el país en detrimento mortal contra entidades monetarias pequeñas, y el comercio en general como expliqué antes.

Tanto el Kiting al Detalle, como en el Corporativo, existía en el país  una modalidad de depósitos de los llamados “Aguanta Cheques”, que son empresas, o individuos, que proveen cheques, y que se intercambiaban cada cinco días, que en esa época era el plazo para devolver los efectos “Fuera de Plaza”, es decir, fuera de Santiago, o de la capital, según fuese el caso.

Esos “Aguanta Cheques” cobraban un interés leonino, diario, pero para el del “otro lado”, el que daba los cheques para hacer el puente, era una tabla de salvación pues le permitia cubrir gastos esenciales para sostener su negocio, como la luz, la nómina, etc.

En el Banco Cibao fue una obsesión personal mia interferir y eliminar a esos comerciantes inescrupulosos cuando me enteraba que pequeños y medianos empresarios estaban siendo explotados por estos “aguanta cheques”.

La forma como los eliminaba era ofreciéndoles financiamientos, y educándolos.

Los oficiales de préstamos del banco tenían la misión de asistirlos y hacerles ver que no debían continuar alimentando a estos explotadores, quienes en algunos casos ejercían presiones ofensivas a la dignidad humana, mediante el encarcelamiento y otras coacciones cuando ellos no podían pagarles los intereses y los cheques eran depositados exprofeso para que “rebotaran” por falta de fondos.

Nunca he sentido odio por nadie, pero estos malvados estuvieron siempre en la mira de mi conciencia.

Naturalmente, los “Puentes” crean un problema para el banco que ha pagado fondos contra depósitos en tránsito, debido a que “el banco que queda abajo”, es aquel a quienes les retornan, por el concepto “Fondos en Tránsito”, parcial, o totalmente, los cheques depositados por los clientes que se prestan a esta práctica desleal y que han pagado valores confiando en que esos depósitos eran de calidad.