Los Bancos Centrales y las Criptomonedas I

Por Alexis Js. Acosta Genao

La creación de monedas privadas digitales que compitan exitosamente con las monedas oficiales, llamadas también como Fiat, tiene como objetvo fundamental desmantelar los modelos de negocios de los bancos. Esta posibilidad es todavia una ilusión y es muy poco probable que la moneda de curso legal desaparezca. Es preciso aclarar que existen dos components en esta estrategia: a) La moneda digital, y b) la plataforma en la que ella se mueve, distinción que es preciso puntualizar.

En este sentido, si bien los bancos centrales de los paises mas avanzados están renuentes, y consideran como una osadia la proposición de que las criptomonedas puedan sustituir a las monedas soberanas que circulan en esos paises por cientos de años, el concepto de ls plataformas de las criptomonedas, llamadas también como Blockchains, tiene una major aceptación por parte de estas entidades.

Hay paises, como China, en donde el concepto de dinero como medio de pago está en un aceleradísimo proceso de redefinición. En ese pais tanto el dinero plástico como el de papel están desapareciendo muy rápidamente, y negocios que se niegan a aceptarlos, por lo que es previsible que esta nación marche a la vanguardia en la acelerada transformación que se cierne sobre la banca, incluyendo los bancos centrales.

Es decir, el interés por las monedas digitales como sustituto del efectivo físico ha sido incrementado cuando esas naciones de economias avanzadas se encontraron colectivamente con el problema de hasta cuánto podrían reducir aún más las tasas de interés, tema que ha sido comentado en la prensa especializada en asuntos bancarios, hasta el punto que me he sentido intrigado por los comentarios de ejecutivos bancarios en los Estados Unidos como si se alegraran de que al fin hay algo de inflación y los naturales incrementos en las tasas de interés.

El objetivo de los promotores de las criptomonedas es justamente crear sociedades sin dinero de manera que las politicas monetarias no se enfrentarian con limites casi cero de las las tasas de interés, lo que, a mi juicio, favorecieria el uso del efectivo anónimo, y actividades ilícitas, siendo estas precisamente el enorme cuello de botella que impiden la aceptación de criptomonedas importantes, como el Bitcoin, las que son utilizadas en actos criminales de Hacking para que los rescates sean pagados utilizando esos medios de pagos, tal como le pasó a dos empresarios amigos en Santiago y en Miami.

El aspecto criminal del uso de las monedas digitales, es mi opinion, el desafio mas grande para los bancos centrales, quienes en el futuro cercano enfrentarán el desafío de las monedas privadas, el que podría amenazar el monopolio que ellos tienen de la emisión monetaria.

Si el efectivo desapareciera, dejaría a los hogares y a las empresas sin acceso a dinero del banco central, que es además un dinero libre de riesgos. En contraste, el dinero digital privado, fuese emitido por un banco, o minado, en una comunidad de criptografía, no está respaldado por ningún banco central y serian de altisimo riesgo, tal como lo demuestran las pérdidas de miles de inversionistas que creyeron, infantilmente, en el Bitcoin, dando origen a miles de demandas judiciales en los Estados Unidos..

Naturalmente, los bancos centrales podrían crear Moneda Digital del Banco Central para todos los individuos. Podrían proporcionar un medio de pago digital, que serían respaldados y redimidos por el Banco Central. En este sentido, muchos técnicos han planteado una solución simple, esto es, permitir a individuos y corporaciones, y bancos comerciales, tener cuentas directamente en el banco central.

Podría incluso considerarse que los bancos centrales hagan la emisión de las criptomonedas s propios, utilizando tecnología descentralizada y casi anónima para imitar y reemplazar los billetes fiat. Para los individuos, la ventaja de tener la moneda digital del banco central debe provenir de la eficiencia en los sistemas de pago y el manejo de riesgos en las cuentas de depósito. El acceso directo a las cuentas del banco central permitiría al público en general tener una oferta legal en forma electronica, regulada y supervisadas por las Superintendencias de Bancos.

En tres escritos en este website he escrito sobre las criptomonedas, y el referendum que se celebró en Suiza para eliminar la capacidad de los bancos comerciales de crear dinero basados en las permisidades de la banca fraccional. Las cuentas digitales del banco central parecerían remotas, pero no es así.

En efecto, el referendum en Suiza, se referia la iniciativa “dinero soberano” y proponia que el 100% de los depósitos de la vista sean transferidos al Banco Central y se impida a los bancos comerciales crear dinero. Esta reforma, afortunadamente, fue rechazada pues sus efectos hubiesen desubicado al sector bancario, amenazando la estabilidad financiera y la capacidad del banco nacional suizo para llevar a cabo la política monetaria.

No hay comentarios.

Agregar comentario