Trato no escrito y de caballeros

Por Alexis Js. Acosta Genao

En los 80, y antes de los cambios en las reglas de juego originadas por la incursión de nuevos actores en la banca, los banqueros teníamos un trato no escrito mediante el cual una vez sospechábamos que había un esquema de puentes entre clientes comunes, nos comunicábamos  y decidíamos romper el puente en un punto donde ninguna de las dos entidades quedaran “abajo”, sino mas o menos parejas en los sobregiros que se originarían.

Sin embargo, cuando la Jungla Financiera empezó a coger forma, esos acuerdos de honor dejaron de existir, y la Ley de la Caverna Financiera tomó su lugar.